Cosmética curativa Dr.Hauschka
Un tratamiento para que la piel recupere su equilibrio interno de forma natural.


“El ritmo es portador de vida”
, aseguraba Rudolf Steiner, creador de la antroposofía. Guiado por este principio, el químico Dr. Rudolf Hauschka (1891-1969) creó medicamentos homeopáticos de gran éxito y, junto a la cosmetóloga Elisabeth Sigmund, unos cosméticos curativos muy innovadores.
Los cosméticos Dr.Hauschka, –hoy con una amplia línea de preparados para el rostro y el cuerpo–, siguen un proceso de elaboración único. Las plantas medicinales que incluyen se producen en agricultura biodinámica y son cosechadas manualmente. Pero sobre todo los extractos vegetales son macerados atendiendo a los ritmos naturales (reciben luz y oscuridad, movimiento y reposo, calor y frío). Estos ritmos, que reflejan los procesos propios de la planta en su estado natural, aumentan su fuerza vital. Además los extractos se maceran, en vez de en alcohol, en agua de manantial, con lo que ganan sutileza.
Así estos productos son capaces de ofrecer a la piel la información que necesita para recuperar su equilibrio interno de forma natural. No tratan los síntomas externos, pues están diseñados para abordar la causa que origina cada trastorno.
Un tratamiento integral
Regina tiene 32 años y siempre tuvo problemas con su piel. «En general presentaba un color muy cetrino, poca vitalidad e impurezas. Pero cuando utilizaba cremas me salían aún más granos. Al final de un verano, en el que mi piel necesitaba regenerarse y sufría más impurezas y falta de luz que nunca, oí hablar del método del Dr. Hauschka y decidí probar. Me sedujo que se tratara de un tratamiento completamente natural. Gracias a este sistema mi piel ha dado un gran cambio ganando en luminosidad e hidratación».
«El tratamiento clásico Dr. Hauschka es un tratamiento integral que combina la fitoterapia, la homeopatía y la aromaterapia con el objetivo de equilibrar todo el organismo»,
explica Elisa Matesanz, la especialista que trató a Regina.«Aporta un gran bienestar porque durante dos horas el paciente sólo recibe mimos. En la primera parte del método clásico del Dr. Hauschka se busca la relajación corporal. Se empieza con un baño de pies con aceite esencial de salvia destinado a relajar y a concentrar en esta zona la energía y el calor. Tener los pies calientes contribuye a que el tratamiento del rostro sea percibido por el organismo como un procedimiento integral. Después se pasa a la parte central y superior del cuerpo para llevar a cabo la relajación rítmica. Con unos pases sencillos se elimina la tensión acumulada en el cuello y hombros».Reactivar el organismo
Sólo cuando el cuerpo está totalmente relajado se empieza a trabajar con el rostro. Primero limpieza, después tonificación y una sauna facial con extractos vegetales que purifican la piel. Con la sauna facial los extractos vegetales actúan de una forma más intensa y se activan las propias fuerzas antiinfecciosas y antiinflamatorias del organismo. Después se aplica una mascarilla de tierra purificante que absorbe las secreciones.
Un elemento fundamental del tratamiento es la estimulación linfática. Se realiza con un pequeño pincel cosmético y potencia la efectividad de los complejos vivificantes que se aplican así como de la siguiente mascarilla rejuvenecedora. Mientras ésta actúa se lleva a cabo un masaje en el escote con aceite esencial de pétalos de rosa, una sustancia ideal para pieles con sobrecarga nerviosa capaz de armonizar globalmente. Se termina con unas muselinas termales de limón que se ponen calientes en la nuca, la cara y el escote. Estas compresas restablecen el nexo correcto entre la cabeza y el cuerpo.«El tratamiento permite a la piel recuperar su buen funcionamiento natural y ésta presenta una nueva vitalidad y belleza», asegura Elisa.

Silvia Díez

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

 

 

 

 

Please like & share: