AshwagandhaAshwagandha, una de las hierbas más poderosas de sanación ayurvédica, se ha utilizado desde la antigüedad para una amplia variedad de condiciones, y es más conocida por sus beneficios restauradores.

 

En sánscrito Ashwagandha significa “el olor de un caballo”, que indica que la hierba imparte el vigor y la fuerza de un semental, y tradicionalmente se le ha recetado a ayudar a las personas a fortalecer su sistema inmune después de una enfermedad.

 

 

Ashwagandha se refiere con frecuencia como “ginseng indio” por sus propiedades rejuvenecedoras, aunque botánicamente, ginseng y Ashwagandha no están relacionados.

Perteneciente a la misma familia que el tomate, Ashwagandha es un arbusto regordete con hojas ovaladas y flores amarillas. La fruta es roja  del tamaño de una pasa. La hierba es nativa de las regiones secas de la India, el norte de África y el Oriente Medio, y en la actualidad también se cultiva en climas más templados, entre ellos Estados Unidos.

¿Por qué utilizar Ashwagandha?

¿Alguno de estos síntomas comunes te suena familiar?

El Estres
Fatiga
Falta de energía
Dificultad para concentrarse
El uso de la hierba ayurvédica, Ashwagandha puede ayudar a aliviar estos síntomas y apoyar un sentido energético y rejuvenecedor de bienestar.

 

 

Beneficios y efectos curativos

Ashwagandha contiene muchos productos químicos medicinales útiles, incluyendo withanólidos (lactonas), alcaloides esteroideos, colina, ácidos grasos, aminoácidos, y una variedad de azúcares. Mientras que las hojas y los frutos tienen valiosas propiedades terapéuticas, la raíz de la planta de Ashwagandha es la parte más comúnmente utilizada en remedios a base de hierbas.

Los investigadores médicos han estado estudiando Ashwagandha durante años con gran interés y han realizado más de 200 estudios sobre los beneficios curativos de esta planta.

 

 

 

Algunos ejemplos claves de los efectos curativos de Ashwagandha son:

Protege el sistema inmunológico
Ayuda a combatir los efectos del estrés
Mejora el aprendizaje, la memoria y el tiempo de reacción
Reduce la ansiedad y la depresión sin causar somnolencia
Ayuda a reducir la degeneración de las células cerebrales
Estabiliza el azúcar en sangre
Ayuda a reducir el colesterol
Ofrece beneficios antiinflamatorios
Contiene propiedades anti-malaria
Mejora la potencia sexual tanto para hombres y mujeres

 

 

Ashwagandha como una Hierba Adaptogenico

En el Ayurveda, hay hierbas específicas con beneficios adaptogénicos, Ashwagandha es uno de ellos. Los adaptógenos son sustancias (una combinación de aminoácidos, vitaminas y hierbas) que modulan la respuesta al estrés o un entorno cambiante. Los adaptógenos ayudan al cuerpo a lidiar con las tensiones externas tales como toxinas en el medio ambiente y las tensiones internas, como la ansiedad y el insomnio.

 

 

Cómo agregar Ashwagandha a su dieta diaria

Según el Ayurveda, nuestros cuerpos se tejen con los alimentos. Los nutrientes que ingerimos son metabolizados en la energía y la información que forman nuestras células, tejidos y órganos. Cada día nuestros cuerpos necesitan vitaminas esenciales, minerales y otros nutrientes para mantener el delicado equilibrio de nuestro cuerpo. Tomar un suplemento de Ashwagandha es una forma muy eficaz para crear ese equilibrio.

Ashwagandha normalmente se ingiere en forma de cápsulas. La dosis típica recomendada es de 600 a 1000 mg. dos veces al día. Para las personas que sufren de insomnio y ansiedad, una taza de leche caliente que contenga una cucharadita de polvo Ashwagandha antes de acostarse es beneficioso.

 

 

 

Atención médica: Siempre consulte a su profesional de la salud antes de usar suplementos si usted tiene alguna condición de salud. Ashwagandha no se recomienda para las mujeres que están embarazadas.

Fuente: chopra.com

Please like & share: